Logo

Que la CUP financie a los obispos catalanes

Uno de los apóstoles de la caverna mediática, que comparte mesa y mantel con Eduardo Inda y Federico Jiménez Losantos, acaba de pedir a la CUP que financie a los obispos catalanes.

El problema de Marhuenda con la iglesia catalana empezó antes del referéndum ilegal del 1-O, el mismo día en que 400 curas y obispos catalanes hicieron público un manifiesto por el derecho a decidir del pueblo catalán. Gran parte de la cúpula de la iglesia catalana se unió al independentismo con la misma visceralidad inicial de la izquierda 2.0, porque la teoría del marketing es universal y es la misma que utilizan las autoridades salvadoras de las almas, por lo tanto no es exclusiva de las autoridades certificadoras del pensamiento de izquierda. Se trata de apuntarse a la moda si quieres salir en la foto y pillar cacho mediático.

En el fondo puede que sólo fuera corporativismo y que los obispos catalanes pensasen que en una Catalunya independiente haría falta una legión de arzobispos y cardenales autóctonos, vendría a ser algo así como una especie de promoción interna, como si imaginaran que en la nueva Archidiócesis de Barcelona se tendría que crear una plaza de Rouco Varela catalán, con un ático de muchos metros cuadrados con vistas a la Sagrada Familia.

Elucubraciones. Lo que sí es cierto es que Marhuenda mordió la mano que le daba de comer en 13TV y tuvo los "collons"  de pedir a los catalanes que no marcasen la “X”de la Iglesia Católica en la casilla de la Renta. “Que los financie la CUP”, tuiteó urbi et orbi el eximio periodista jurásico.

Pero hay que decir que el arrebato de don Francisco tal vez no fuera simplemente libertad de expresión, la anormal direccionalidad de la soltura de su lengua pudo traer causa de que fue despedido de 13TV, la “cadena de los obispos”, que -caramba, qué coincidencia- se financia casi en su totalidad de la misma “X” en la declaración de la renta. 

Si Puigdemont internacionalizó el conflicto catalán jorobando la paciencia a los belgas, no quiero imaginar que Marhuenda internacionalice su problemilla llevándolo al Vaticano. O puede que al Purgatorio o a los mismos cielos. 

De momento ya ha implicado a la CUP. Que se jodan y apoquinen.

 

 

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria