Log in
Sin imágenes

Felipe González: el narcisismo del poder

  • Published in Política

Cuando muchos políticos descubrieron que la política era un negocio, la democracia se mercantilizó y se fue para el carajo.

Felipe González y José María Aznar, entre otros políticos de ideologías dispares, son unos narcisistas del Poder.

A ningún líder del perfil político e intelectual como lo es Felipe González, se le puede cuestionar su saber.
El PSOE siempre ha escalado el Poder democrático a través de las urnas con mujeres y hombres ideológicamente comprometidos con el socialismo obrero. Es decir, con el Pueblo. Cuando la clase capitalista se dio cuenta que, a través del PSOE, las empresas podrían ser nacionalizadas, los grandes poderosos activaron las alarmas,  se les encendió  un bombillo y dijeron: "no podemos ser rehenes de los políticos ni nos van a secuestrar nuestras empresas". Pero, ¿cómo evitaron aquella revolución socialista? Muy fácil: los empresarios convirtieron a ciertos socialistas en capitalistas. El Gobierno tanto del PSOE como el del PP, pasaron a ser controlados por el capitalismo versión IBEX35 y sus poderes fácticos. ¿Y qué hicieron los empresarios para pagar favores a los expresidentes del Gobierno y cargos importantes? Pues volvieron a resucitar el estilo de Franco cuando premiaba a sus ministros al ser estos cesados: recuperar la moda fashion de "las puertas giratorias". Una vez cumplida su misión (sumisión), tanto Felipe González (PSOE), como José María Aznar (PP), fueron compensados con "cargos de honor" en las poderosas redes eléctricas: Aznar, por 240.000 euros anuales, lo metieron por la puerta de ENDESA; y González, por 150.000 euros al año, por la de Gas Natural. Aparte lo que cobran por dar conferencias y otros consejos por diversos países.

En el caso de Felipe González, ya no es un revolucionario socialista. Ahora es un señor capitalista y un guerrillero de salón de té acompañado por la banda sonora de "El precio del Poder". Tras abandonar Gas Natural, el poderoso Vicente Boluda lo ha puesto al mando de su flota. ¿Quién nos iba a decir que Felipe González (77 años), iba a ser el nuevo Fernando (Felipe) de Magallanes al frente de la Armada Invencible del Almirante Vicente Boluda?

Queda claro, pues, que la política otorga créditos del conocimiento para escalar en las alturas  de los poderes fácticos. A veces, esa conquista al poder ha sido oscura, disimulada o enmascarada. Ahora, no. Ahora, se hace sin antifaz porque, el narcisismo y el narcisista, siempre quiere mirarse en el espejo sin renunciar al Poder. De ser el líder de una “izquierda realista”, Felipe González se ha erigido en el líder de una "izquierda capitalista".

Mi indignación es total. Y como a nadie se le oculta, fui comunista del PCE de Santiago Carrillo desde la clandestinidad, y militante del PSOE.

Escribo esta opinión porque la democracia y la Libertad de Expresión no pueden vivir a oscuras.

 

Por Armando Marcos
Periodista