Logo

El desafortunado pacto de Nueva Canarias con Coalición Canaria

Los refranes por regla general suelen acertar y hay uno: ”mas vale sólo, que mal acompañado”, que podría describir la decisión adoptada por Nueva Canarias de concurrir mediante pacto a éstas próximas elecciones del 10 de noviembre con Coalición Canaria, organización política retrograda y reaccionaria que nacida desde la oligarquía tinerfeña y para mantener su hegemonía, se ha sustentado en sus estructuras insularistas dividiéndonos  y enfrentándonos.

Hasta llegar a la actual Coalición Canaria, sus orígenes fueron los de ATI (Agrupación Tinerfeña Independiente) y con ese cliché, pasaron a constituir las AIC (Agrupaciones Independientes de Canarias), implantando a imagen y semejanza de ATI, sucedáneos en el resto de Canarias, habiendo creado un gran popurrí de siglas por islas. Es impensable que los partidos nacionalistas catalanes, gallegos y vascos: ERC (Esquerra Republicana de Cataluña), BNG (Bloque Nacionalista Gallego) y PNV (Partido Nacionalista Vasco), tengan sucursales por provincias con siglas diferentes.

La misma formula del victimismo que utiliza Coalición Canaria con los gobiernos españoles, la tiene implantada entre las islas con los insularismos y sus agravios comparativos. Utilizando el divide y vencerás, hasta ahora le venia dando resultados, pero las elecciones autonómicas insulares y municipales del pasado 26 de mayo, pusieron las cosas en su sitio y donde  les correspondía, habiendo perdido casi todo su poder. Les vendrá bien que después de 28 años gobernando Canarias y los 26 últimos ostentando ininterrumpidamente la Presidencia,  sin incluso llegar a ser la fuerza política más votada, pero eso si, con la connivencia y complicidad del PSOE y PP, pasen a la oposición, aunque sería mucho mejor por todo el daño que nos ha venido causando que desaparezca.    

Teniendo Canarias las mejores condiciones para estar a la cabeza de todo lo bueno, clima esplendido, magnificas playas y maravillosos paisajes, situación geoestratégica privilegiada entre tres continentes, Europa, África y América, REF (Régimen Económico y Fiscal), que debería permitirnos diversificar y potenciar nuestra economía, lo estamos pero en lo malo: pobreza y exclusión social, mayor paro y trabajos en precario, de mala calidad y peores retribuidos, escasos y peores servicios sociosanitarios, listas de espera médicas más amplias,  abandono y fracaso escolar, escasa (solo el 17%) energía alternativa, agricultura abandonada, que nos obliga a traer del exterior más del 80% de los productos que consumimos y, aún teniendo el instrumento del REA (Régimen Especial de Abastecimiento), la cesta de la compra más cara, en relación a los productos que nosotros podríamos para nuestro consumo y de los millones de visitantes, producir y con mucha más calidad. Embarazos de jóvenes no deseados y un largo etc.

Como se ha venido comprobando, la corrupción ha venido campando a sus anchas en Coalición Canaria. Sin embargo, nada de esto por lo visto le afecta a Nueva Canarias, hasta llegar al extremo de sin ningún pudor y dignidad pactar con ellos. Lo malo es que como suele ocurrir en casi todos los partidos políticos,  el pacto ha sido aprobado desde arriba, mediante su Ejecutiva Nacional, o más bien impuesto por sus máximos jerarcas. Fueron  marginados los afiliados y afiliadas para que a través de sus respectivas agrupaciones locales, se les consultara y pronunciaran y entre todas, dieran la orientación más oportuna y necesaria, para afrontar con responsabilidad y coherencia estas próximas elecciones generales.

Todos somos necesarios, pero nadie imprescindible, aunque parece ser ese no es el caso de Pedro Quevedo, que una vez más va como candidato al  Congreso de Diputados.  Ocurre porque no hay una dichosa ley (va siendo hora de que la haya) que imposibilite que una persona, pueda tener más de un cargo, como es el caso de este señor que es concejal de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, siendo responsable de las áreas de Economía, Turismo y de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor). Lo que significa que todo el tiempo que dedique, es insuficiente para acometer y hacer una buena gestión en beneficio de la ciudad y en consecuencia, no debería tener compatibilidad con ningún otro cargo. ¿No hay personas en Nueva Canarias que puedan desempeñar el referido cargo de diputado con más dedicación eficacia y garantías?.

Salvo el PNV, que separa los cargos institucionales de los orgánicos-políticos y priman éstos, evitando que hayan jueces y parte, los demás partidos tienen estructuras jerarquizadas y Nueva Canarias no es una excepción. Román Rodríguez es el presidente del Partido y el máximo cargo institucional regional como vicepresidente del Gobierno de Canarias, o sea, Si haciendo su labor como cargo público,  no la desempeña adecuadamente, ¿cómo desde el Partido se le puede corregir orgánicamente?. Al depender de él,  no se corregirá  asimismo.

No me gustaría que Nueva Canarias, saliera mal parada de esta inexplicable aventura, máxime habiendo llegado a acuerdos para gobernar en pactos de izquierda y progreso en la mayoría y más importantes instituciones de Canarias. Así lo han visto muchos de sus afiliados y afiliadas y militantes de gran arraigo en la Sociedad, como el presidente del Cabildo de Gran Canaria Antonio Morales, la exsenadora María José López y el excandidato al Parlamento Europeo Faneque Hernández. Se merecen el mejor de los reconocimientos, junto a toda la militancia que muy dignamente han mostrado su disconformidad con éste bochornoso pacto. Sus dignos ejemplos no son nada frecuentes en el mundo de la política y por eso se han ganado,  respeto, consideración y aprecio.   


   

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria