Log in
Sin imágenes

La otra cara de Revilla

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Todos hemos asistido al discurso de Miguel Angel Revilla, flamante presidente cántabro (por la gracia de  los votos de los suyos y del apoyo del Psoe) la defensa a ultranza que ha hecho de Pedro Sánchez, llegando a enfrentarse con uno de sus paisanos que había llamado, al presidente en funciones en un paseo por Cantabria acompañado por Revilla, hijo de puta.
En repetidas ocasiones Miguel Angel ha hecho gala de su gran amistad con Sánchez llegando a confesar sus llamadas telefónicas privadas en su habitual intervención en el programa televisivo la 6ª noche, tanto es así que llegué a pensar que el viejo presidente era el consejero político de Sánchez y su teléfono el de la esperanza.
Miguel Angel Revilla se quejaba amargamente de las promesas incumplidas por Mariano Rajoy, del que llegó a decir que: “me ha hecho puto caso a mis cartas reclamando lo que es justo y de ley para Cantabria” “Mariano Rajoy ha desoído las peticiones de los cántabros de una manera grosera” “el Partido Popular es un nido de corrupción que habría que fumigar” estás son algunas de las “perlas cultivadas” que el digno Miguel Angel Revilla ha regalado al PP y a su ex presidente Mpunto Rajoy, del que lo más bonito que ha dicho es que “espero algún día verlo sentado en el banquillo de los acusados”.
En este sentido la amistad y la relación entre el Partido Regionalista Cántabro y el Psoe ha sido más que filial, excelente, abrazos, besos, días de vino y rosas, etc.
En versión china, digamos que entre Revilla y Sánchez todo era “Floles y Cololes”, hasta el otro día que sin más y rompiendo todos los pronósticos quinielisticos electorales el diputado Mazón al votar NO a la investidura del amigote del promotor de las anchoas de Santoña y candidato a presidente del gobierno de España, D. Pedro Sánchez – Pérez Castejón, rompió la amistad, las llamadas, los regalos de sobaos y anchoas y retiraron embajadores,
La chorrada del Excmo. Sr Presidente de la Comunidad Cántabra es de tal magnitud que se puede catalogar de gilipollada esférica, toda vez que su insignificante voto no era el del Sr. Cayo e importaba lo mismo que a Karlos Arguiñano los huevos de mono de Borneo para hacer la tortilla española.
La tontuna del mediático Revilla es de un calibre importante, sobre todo cuando la excusa para negarle el pan y la sal a su Pedro del alma querida, no es otra que el pacto con independentistas catalanes y vascos.
Miguel Angel Revilla sabía muy bien que la única salida para desbloquear la situación de continuar sin gobierno, o bien ir a otra nueva elección, pasaba por pactar con ERC y Bildu, eso era tan claro como aquello de “blanco y en botella”, y que dicho pacto significaba contraprestaciones por ambas partes, que lo pactado se lleve a cabo y sobre todo tener el convencimiento y la certeza que con la violencia no se arreglará el conflicto catalán.
Raro es la vuelta a la tortilla de Revilla, muy raro es todo este asunto, sobre todo teniendo en cuenta que pasó del SI rotundo al NO definitivo. Poner como excusa a su voto negativo lo obvio, es insultar la inteligencia de sus votantes y simpatizantes.
¿Que es lo que ha sucedido? ¿A que se debe el cambio drástico del PRC? ¿Por qué se ha jugado a cara y cruz el apoyo del Psoe para su gobierno en Cantabria?
Según se dice, Revilla sucumbió a los cantos de sirena de Ana Botín y el Banco de Santander, a las promesas de Pablo Casado y su apoyo en el gobierno y lo más seguro el rechazo de su electorado a un gobierno de coalición de la izquierda española.
De momento el Psoe ha decidido continuar apoyando en la legislatura al Presidente Revilla, sin hacer puto caso a su pataleta de viejo cascarrabias e incluso seguir con sus proyectos del ave Madrid – Cantabria y el pago de la deuda histórica con la comunidad.
Se salva porque su voto no era decisivo y no servía para nada, la próxima se la juega. De todas formas ya no creeremos en su palabra, ya la simpatía del campechano presidente no nos  causará risa, a partir del 7 de enero de 2020 algo ha cambiado en Miguel Angel Revilla y en sus seguidores.
 “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.”