Logo

El apagón 2

EL BAR DE PEPE

EL 30 DE SETIEMBRE DE 2019, DESPUÉS DE UN APAGÓN ENERGÉTICO 0, VOLVEMOS EL 15 DE JULIO DE 2020 A TENER QUE SOPORTAR LA DESIDIA Y LA DESCARADA INDIFERENCIA DE ENDESA EN CANARIAS, REPRODUZCO DEL ARTÍCULO…

El apagón de electricidad en la isla de Tenerife no es un caso único, ya ha ocurrido otras veces y además mucho más prolongado, claro que por causas bien distintas.  En el día 28 de noviembre del 2005, la tormenta tropical Delta causó un cero energético que duró 7 días en arreglar las numerosas averías en torres de conducción del tendido eléctrico.
En aquellas fechas nuestras autoridades “descubrieron” la insuficiente infraestructura de la red eléctrica y por ende el chollo canario de Endesa, empresa suministradora de electricidad a las islas Canarias.
Endesa, como explicarles a ustedes de la forma más entendible, es como el potaje de lentejas de tu madre, “o las comes o las dejas”, es decir; si quieres tener luz en tu casa tienes que contratar con Endesa, no hay más, o pasas por el tubo o te iluminas con velas “la Maga”, no hay otra.
Los canarios, por eso de la putada insular, por lo que llaman los políticos, con rimbombancia, “el coste insular”, estamos acostumbrados a bajarnos los pantalones y enseñarles el “pompi” a todo aquel que quiera sondear nuestras partes púdicas, es como si fuéramos masoquistas a la fuerza.
Porque el caso del suministro eléctrico no es lo peor, que si puede que lo sea, pero con otra serie de problemas de la misma importancia, como lo es el depender del exterior para poder alimentarnos. Nosotros los isleños de las islas Canarias dependemos del 80% de las importaciones de productos alimenticios para vivir, o sea si existe algún bloqueo por cualquier circunstancia, aquí nos comemos los unos a los otros y viceversa.
Volviendo al follón del fallo eléctrico en la isla de Tenerife, según se dice por un “fallo fortuito” en el transformador de la subestación de Granadilla de Abona, tiene mucho que ver con la falta de inversión del grupo Endesa en Canarias.
La empresa que en el año 2017 prometió una inversión de 130 millones de euros en el bienio 2018 al 2020, no lleva invertido ni un 10% de lo proyectado para mejora de la calidad del servicio mediante la digitalización de la red de distribución y la renovación   y modernización de los activos, la digitalización de la red es una de las claves para el desarrollo del nuevo modelo energético. Las redes inteligentes no sólo permiten detectar y solucionar antes las incidencias, sino integrar las energías renovables en el sistema o responder a futuras demandas de los clientes, como el despliegue masivo del coche eléctrico.
¿Cuáles son los motores de la producción eléctrica en Tenerife? Básicamente dos: la central de Las Caletillas, que produce el 25% de la energía que se consume, y Granadilla, que viene a producir el grueso, el 75% restante.
Canarias no es solo una comunidad con más de 2.3 millones de habitantes, Canarias recibe cada año entre 14 y 17 millones de turista.
En Tenerife, con más de cien mil plazas hoteleras y otras tantas extra-hoteleras, el 85% concentradas en el sur de la isla se consume una cantidad de energía en hora punta cercana a los 750 megavatios. Cualquiera podría pensar que esa cantidad de producción de electricidad es más que suficiente para abastecer a la isla pero no es así entre otras cuestiones porque las energías renovables no cubren el 10% de la demanda y porque los centros de generación de energía no se han modernizado y atraviesan por diferentes problemas que merman su capacidad teórica de producción.
Un ex ingeniero del Cabildo tinerfeño me comenta “Tras el paso del temporal Delta y sus devastadores efectos en la vieja red de torres -aún se recuerdan los hierros oxidados-, sobre las cicatrices de la antigua red se ha restituido un nuevo sistema de transporte hacia Santa Cruz. Las líneas de transporte eficientes funcionan con un principio de redundancia, un margen de seguridad, lo que los técnicos llaman ele menos uno (L-1); o lo que es lo mismo, que la suma de la energía eléctrica que se transporta por las dos líneas pueda llevarse en un momento dado por sólo una de las autopistas. Eso garantiza que en caso de una caída de una de las líneas la otra pueda absorber temporalmente el flujo de transporte eléctrico. Pues bien, eso no se da en muchos tramos de los sistemas de doble línea de Tenerife, que llevan colmatados, en algunos casos, hasta el 80% de su capacidad de transporte. Primer fallo grave, y no es el único que se aprecia”.
Lo sucedido parece puede ser una advertencia de lo que puede llegar a ocurrir, ahora depende de las autoridades del Gobierno de Canarias poner coto a lo sucedido para que no vuelva a suceder, la imagen de una isla en colapso energético no es un buen reclamo turístico.

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria