Logo

¿Qué pasó con los 100.000.000.000 de euros?

EL BAR DE PEPE

El Sr, de Guindos, ex flamante ministro del Gobierno de España, hoy en día vicepresidente del Banco Central Europeo, en el año 2012 nos dijo que sí, pero no, pero podría ser…

O sea que nos quiso  decir “Que sí, que acabábamos de aceptar, todos los españoles, un crédito de 100.000 millones de euros para evitar la quiebra fraudulenta de las entidades financieras de España, pero no debíamos preocuparnos porque dicho importe lo pagaremos entre todos en cómodos plazos, y que podría ser que por motivo de ese préstamo se efectúen nuevos recortes en las pensiones, en la edad de jubilación, etc.
También dijo, el Sr. de Guindos, que dicho crédito no es un "rescate" al Reino de España, es un "rescate al sistema financiero español"; lo que ha querido decir es que el dinero lo avalamos los españoles, pero se lo quedan los bancos, o sea que siga la fiesta bursátil y financiera y que el que no se ha escondido, Sr. Rato y secuaces, tiempo ha tenido...
Con cien mil millones de euros, por ejemplo, se pudieron crear un promedio de 300 mil pequeñas y medianas empresas, dando trabajo a unos dos millones de desempleados a jornada completa y duplicando el número si se comparte la jornada laboral.
Con cien mil millones de euros, por ejemplo, bien administrados por un banco nacional, volvería el consumo y la reactivación de la industria y el comercio interior, aumentaríamos las exportaciones y nivelaríamos la balanza de pago de comercio exterior.
Con cien mil millones de euros, por ejemplo, no tendríamos necesidad de cerrar las cuencas mineras, no tendríamos que despedir personal de sanidad ni educación, aumentaría la caja de la seguridad social y se terminaría con el miedo constante del cobro de las pensiones y el copago sanitario. En nuevos programas de formación profesional y mejora de las Universidades, sin recortes en becas para estudiantes ni aumentos de matrículas universitarias.
Con cien mil millones de euros, por ejemplo, se podría invertir en investigación y desarrollo, en nuevas tecnologías, energías alternativas, en mejoras para el sector primario…
Con cien mil millones, queridos lectores, se podrían hacer mil virguerías, multiplicando por 10, el resultado económico de esa inversión, a corto plazo veríamos descender el paro obrero entre un 40 y un 50%, a medio y largo plazo la inversión en I+D+T daría sus frutos creando nuevos retos, nuevas empresas, otra generación de personal más cualificado, generando nuevas ilusiones entre nuestra juventud.
Es una pena, por no decir una grandísima putada, que esos cien mil millones, que todos vamos a pagar sin lugar a ninguna duda, se les haya entregado a unos negocios fraudulentos, donde cada miembro de su consejo de administración se embolsaba millonarias cantidades de dinero sin el más mínimo escrúpulo.
Los españoles esperamos, aun, saber cuánto es el desfalco producido por estos depredadores legales, qué responsabilidades se van a pedir, sea por la fiscalía o por el propio gobierno español que se supone representa a la mayoría de los ciudadanos.
No todos los españoles tenemos mala memoria, algunos la tenemos histórica, ya no solo para sacar de las cunetas los cadáveres de Franco, también la tenemos para recordar los cadáveres que dejo por el camino el gobierno de Mpunto Rajoy y cómplices.
Exigimos al gobierno de coalición del Psoe y Unidas Podemos, a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias la formación de una comisión para reclamar la urgente devolución de las cantidades entregadas Bankia, Cajas de Ahorros adquiridas por la Caixa Bank, BBVA, Bco. Santander, etc., incluidos los beneficios fiscales y qué fue de los fondos inmobiliarios del “Banco Malo”. Exigimos luz y taquígrafos, necesitamos aclarar los chanchullos y corrupciones políticas, no solo las del Rey emérito y sus “comisiones” (que al lado de este asunto es el chocolate del loro)
Queremos saber cómo se ha pagado ese préstamo-rescate, cual ha sido el saldo final y cuanto es el coste per cápita de todos los ciudadanos españoles.
Ahora es el momento de rescatar a los españoles, son que nos devuelvan lo que nos han robado y se aumenten los impuestos a los “reyes del mambo”, no tendríamos necesidad del prestamos Covid de la UE.
País de mangantes y gente pasota, tan pasota que mientras el Banco le devuelve el recibo de la luz y le cortan la electricidad en su domicilio por falta de pago, ese mismo banco le está cobrando 500 euros anuales a fondo perdido de su parte proporcional de los 100.000.000.000 de euros de dinero “rescatado”.
A ver si nos dejamos de milongas, mucho rollo de socialismo y populismo, pero con la banca hemos topado, amigo Pablo.

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria