Log in
Sin imágenes

Los intocables

  • Published in Política

CUADERNO DE BITÁCORA

El caso lleva años circulando por los “mentideros” de las cloacas de la capital y corte del reinado de España. Las declaraciones de “el tuerto” y las presuntas conversaciones privadas con la ex ministra de justicia y actual fiscal general del estado de ser ciertas deberían de tener consecuencias para los protagonistas de está asquerosa y rocambolesca historia para no dormir.
En esas “declaraciones” off the récord, Delgado hace alusión al Programa Aula Iberoamericana, un foro de formación e intercambio judicial destinado a jueces y magistrados de toda Iberoamérica y que está operativo desde el año 1997 bajo la coordinación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Uno de esos foros se celebró en Cartagena de Indias. La entonces fiscal prosigue contando detalles del viaje a Villarejo y al resto de mandos policiales con los que compartió una comida en 2009. Según su relato, los miembros de la delegación judicial española les hicieron el vacío a ella y a una magistrada de la Audiencia Nacional (las únicas dos mujeres que formaban parte de la “comitiva”): Delgado: "Y estos tíos, missing en combate. Y vamos nosotras dos, dislocas, y me decía ésta vámonos a comprar esmeraldas y bueno, si tú quieres, vamos y tal y cual. Intentamos quedar con ellos y nos decían que no. Nos vamos a cenar, ella y yo solas, palabra de honor, y nos vamos a tomar mojitos allí a un sitio que nos dicen que vayamos. Y nos vamos allí las dos. Estamos 'sentadicas' las dos solas y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos al grupo de tíos del Supremo, de la fiscalía general, con ¡Menores de edad! Se levantaron a toda pastilla cuando nos vieron, empezaron con el agobio de que nos habían visto, y las explicaciones: camareras del hotel que nos han dado pena hombre, fue la misma que dijo al “tuerto” en una comida de altos mandos policiales que Grande Marlaska era “maricón”, cuestión que causó gran revuelo entre los medios periodísticos y que no tiene mayor importancia que la que el mismo “afectado” le dio, o sea ninguna, porque Marlaska hace muchos años salió del armario para decir que él, magistrado-juez, era homosexual.
Ahora aparece la noticia del motivo por el que fue “fulminado” el amigote y fiel escudero de Pedro Sánchez. El presidente barajaba con él los nombres de los ministrables, dándole a entender que saldría reforzado, por eso Ábalos no se esperaba la llamada del presidente: "José Luis, te quiero fuera del Ministerio y de la Secretaría de Organización del PSOE", le habría ordenado Sánchez.
El del cabreo del presidente parece que fue motivado por las continuas juergas del rollizo ministro de la cosa del fomento. Por lo que se dice, se rumorea y se comenta, Ábalos frecuentaba los prostíbulos madrileños de alto standing en plena pandemia y que abrían sus camas para el relax y disfrute de tan “importante personaje”.
Conocida, por la oposición, las aficiones puteriles del miembro del gabinete del PSOE en la Moncloa. El Partido Popular tenía en el punto de mira el polémico viaje de José Luis Ábalos con su familia y varios asesores a Canarias, al registrar una serie de preguntas parlamentarias en las que se apunta el pago de botellas de champán y un masaje para el propio ministro con una importante suma de dinero en efectivo. La formación de Pablo Casado recibió del Gobierno, a principios de febrero, información sobre el coste oficial de este viaje, cifrado en 7.150 euros. El Ejecutivo negó que se abonase ninguna partida al margen de la agenda oficial y detalló que el traslado, alojamiento y manutención de Ábalos y su equipo más cercano supuso el citado desembolso, hubo testigos en el hotel que vieron cómo la delegación del ministro pagaba botellas de champagne de la marca 'Moet Chandon' con billetes "grandes". La suma abonada rondó "los 1.800 euros" y en el desembolso se utilizaron algunos "billetes de 500 euros", según las citadas fuentes, sin contar con los gastos del “masaje” incluidos en los gastos de alojamiento por importe de 2.155 que encargó el ministro para las 17 horas del sábado 21 de noviembre de 2020.
Los hechos tuvieron lugar en el fin de semana del 20 al 22 de noviembre. El ministro viajó a Gran Canaria y Tenerife, donde mantuvo varios encuentros institucionales y reuniones derivadas de la actividad de su departamento. También visitó el muelle de Arguineguín, coincidiendo con el pico de la crisis migratoria que saturó las instalaciones habilitadas para recibir a las personas que llegan a las Islas por rutas ilegales. Con él viajaron su jefe de gabinete, dos asesores y dos escoltas, de acuerdo con la información facilitada por el Gobierno en respuestas parlamentarias escritas a varios partidos de la oposición.
La polémica estalló tras una información publicada por ABC en la que se señalaba que Ábalos había alargado su estancia en Islas Canarias para disfrutar de un fin de semana con su familia. De acuerdo con las primeras respuestas que el Gobierno facilitó a la oposición, el transporte de José Luis Ábalos y de los cinco miembros de su equipo supuso un desembolso de 4.819,74 euros para las arcas del Ministerio de Transportes.
Y con el famoso video del puticlub madrileño donde, supuestamente, el exministro parece estar en pelotas, con sendas profesionales del sexo, y con su bebida favorita, Moet Chandón a tope, en plena pandemia y mientras la pobreza y miseria llenaba y llenan las calles de nuestras ciudades. Esto me recuerda al ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán que acostumbraba a pasearse a altas horas de la madrugada en un coche de la benemérita por todos los puticlubs de lujo de Madrid, dándole a la cocaína que suministraba un camello vestido de verde y rodeado de simpáticas y bellas damas de compañía…
Menuda mierda… y ¿los jueces pederastas siguen en su juzgado?