Log in
Sin imágenes

Carta abierta

  • Published in Salud

EXCMO. SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA  D. Pedro Sánchez Pérez Castejón
Remite: Joaquín Hernández

Excmo. Sr.:
El que suscribe, como ciudadano español y votante a su candidatura, en vista de la dramática situación de todos los españoles y teniendo en cuenta su “manual de resistencia”, en mi propio nombre, en el de toda mi familia, amigos y en general en el de más de 19 millones de trabajadores españoles, 4 millones de autónomos y otros tantos de pequeñas empresas, me dirijo a usted para exigirle que actúe con la mayor contundencia, rapidez y eficacia ante el gravisimo problema que supone y supondrá la pandemia del virus llamado covid-19. Lo principal es salvar la vida humana, y me consta de su enorme esfuerzo en conseguirlo.
No dudo que, ante la situación de contagio de millones de ciudadanos, el aislamiento, el confinamiento y el cierre de comercios y empresas, la inmensa mayoría, pequeñas  y medianas y comercios con media docena de empleados, incluyendo los profesionales, es necesario y justificado, e justo y necesario, estamos en un estado de guerra y aquí vale todo.
Sr. Presidente, la Constitución le ampara, tiene todo a su favor. El apoyo de la totalidad de los partidos políticos es una realidad (ante una emergencia sanitaria no podría ser de otra forma) lo reproches se harán luego, ante una situación  como la que vivimos nada es perfecto, pero si podemos mejorar las medidas a tomar.
Todos sabemos que jamás, desde 1939, un Gobierno de España se había encontrado en una tesitura como la actual. Luchar contra una pandemia mundial es el peor escenario para cualquier gobernante.
Ahora, Sr. Presidente, no hace falta un “manual de resistencia” ahora necesitamos un “manual de supervivencia” que es bien distinto.
Antes de seguir quiero decirle que no soy economista, no se administrarme y como contable aun soy peor, en el fondo y en la superficie siempre he sido un tipo de letras y autodidacta en esto de opinar, pero si sé, por experiencia vital, que paralizar una maquinaria, como lo es el tejido productivo de una  país ante una emergencia nacional, no es algo nimio, ni baladí, es tan importante que cuando se quiera volver a poner en marcha dicha maquinaria, posiblemente haya desaparecido más de la mitad de  nuestro producto interior bruto. O sea si salvar la vida humana, en estos momentos, es lo primordial no es menos importante pensar en las vidas que perderemos el día después de toda esta horrenda pesadilla.
Ahora no toca “paños calientes”, la enfermedad requiere una operación urgente y a corazón abierto y por lo que parece usted y sus “asesores” quieren arreglar el entuerto parcheando al enfermo y obviando la enfermedad.
Sintetizando y para que me entienda: Los trabajadores, los autónomos, los pequeños y medianos empresarios, los diminutos comerciantes, etc. etc. etc., no son responsables de este atentado terrorista que ha puesto en peligro la vida de millones de seres de este planeta, ¿queda claro?
Por otro lado la solución patronal de recurrir a una regulación temporal de empleo, no soluciona nada de nada, al contrario; el Erte significará un suicidio colectivo.
Cerrar empresas y mandar a los empleados a un paro obligado con una rebaja del 30% de su salario, repito, sin culpabilidad de empresas, autónomos y trabajadores, supondrá el mayor descalabro económico de España como nación y la destrucción de la Unión Europea como sistema político igualitario.
Excmo. Sr. le recuerdo que al anterior presidente del gobierno español, D. Mariano Rajoy Brey no le tembló la mano, ni le falló el pulso a la hora de firmar un rescate crediticio de 100.000.000.000 de euros para salvar a las entidades financieras fraudulentas, mafiosas y con gangsters de cuello y guante blanco manejando su gestión.
Las medidas tomadas por su consejo de ministros del pasado 24 de marzo, han dejado perplejos y confundidos a todos, las ayudas para salvar la increíble situación empresarial y laboral del momento, son ridículas e inaceptables. El Gobierno no puede, por muchos artículos constitucionales que tenga que aplicar, obligar hacerse el harakiri a obreros y empresarios que es, más o menos, lo que su Decreto Ley intenta.
No valen créditos, ni blandos, ni avalados, aquí lo único que vale es mantener el empleo cueste lo que cueste, evitar el paro manteniendo operativas las empresas que, por el cierre obligatorio, puede suponer su desaparición.
Estamos en guerra y en la guerra vale todo.
Sr. Presidente, ayer hablaba con un joven empresario tinerfeño, que lleva años invirtiendo en empresas por todo el mundo mundial, por lo tanto conocedor de primera del funcionamiento de la economía de otros países,  me decía: “Si el gobierno español no inyecta urgentemente capital a fondo perdido a las empresas que se han visto obligadas al cierre patronal, el problema social se le irá de las manos y la tensión social producirá más muertos que la propia pandemia”
Así, dicho de esta forma, el laconismo es tan real que ninguna película o novela de ciencia ficción le puede superar, porque tiene mucha razón, no se trata de regular empleos temporalmente, se trata de mantener el empleo hasta tanto no se acabe con la pandemia del virus covid-19.
Si en lugar de meter en el paro a 15 millones de trabajadores españoles, mantenemos esos puestos de trabajo dotando a las empresas de subvenciones urgentes acordes con las obligaciones sociales de la misma, o sea por número de trabajadores, nivel de negocio y beneficios multiplicado por el tiempo que se supone la alarma sanitaria habrá concluido.
Se habrá dado cuenta que hablo de subvenciones a fondo perdido, de hoy para mañana, nada de alargarlos con un papeleo inútil, bastará con presentar balance de perdida y ganancias y el tc 1 y tc 2 de la cotización social de la plantilla de trabajadores.
Esa es la verdadera y única solución, de los 200.000.000.000 de euros poner, buena parte de ellos a disposición del tejido empresarial, ahora se trata de salvar a los millones de trabajadores españoles, no a la banca mafiosa.
¿Acaso su gobierno no se da cuenta que la verdadera pandemia llegará a las 24 horas de erradicar el coronavirus?
La maquinaria debe estar preparada y convenientemente engrasada para, una vez dado de alta el último infectado, ponerse a todo gas, a su máxima potencia para volver a generar riqueza, puede estar a ralentí, nunca muerta.
Repito, no se trata de resistir, se trata de sobrevivir, ponga en marcha la “maquina de hacer dinero”, obligue a Angela Merkel y a Macrón a tomar decisiones drásticas, y si el Banco Central Europeo no funciona, que sea España el segundo país en abandonar la Unión Europea. Ahora es cuando el ciudadano europeo debe sentir que existe ese estado de unión, no sólo político y militar, también solidario.
El día D formará parte de la historia de la humanidad. Los países, dependiendo como se esté preparado, si tienen los deberes hechos, serán los que minimicen la terrible crisis económica que nos está esperando a la vuelta de la esquina,
No me cansaré de repetirlo; o hay dinero a fondo perdido, (tal cual se hizo con la banca) para empresarios y autónomos o hay otra guerra civil. Usted decide.
Atentamente y sin la menor acritud, reciba en nombre de todos, mi más cordial y respetuoso saludo.
Fdo. Joaquín Hernández