Log in
Sin imágenes

La Plataforma por el 5% alerta sobre el crecimiento de la brecha educativa

La Plataforma por el 5% para Educación expone en el siguiente comunicado que los datos de Abandono Escolar confirman que la brecha educativa de Canarias sigue creciendo

La EPA del cuarto trimestre de 2019 confirma la tendencia de 2018 y aleja aún más a Canarias (20,8%) de la media estatal (17,3%)

La publicación de los datos de abandono escolar temprano derivados de la EPA del IV Trimestre de 2019, publicada este martes, muestran que el repunte de este indicador en 2018 se consolida y la brecha educativa de Canarias respecto al resto de comunidades autónomas se amplía por segundo año consecutivo. El diferencial era de tres puntos en 2018 y en 2019 se elevó hasta los 3,5, cuando en 2016 y 2017 nuestra Comunidad llegó a estar por debajo de la media.

El abandono escolar temprano representa el porcentaje de población de 18 a 24 años que no ha completado el nivel de Educación Secundaria y no sigue ningún tipo de educación-formación. La Estrategia Europa 2020 estableció entre sus objetivos reducir el abandono escolar temprano a tasas por debajo del 10% en la UE y del 15% en España.



En la década 2007-2017, la tasa de abandono escolar temprano de Canarias venía reduciéndose a un ritmo de 1,6 puntos por año lo que, de haber continuado la tendencia hasta hoy, nos hubiera situado en 2019 en un 14,4% y en 2020 en el 12,9% (2 puntos por debajo del objetivo del 15% fijado para 2020 por Europa). Sin embargo, los datos de 2018 y 2019 no sólo nos alejan del objetivo, sino que amplían nuestra brecha con el resto de Comunidades.

Entre 2002 y 2019 Canarias se ha mantenido por debajo de España salvo momentos puntuales y, pese a que hoy la situación es mejor que 2002, el proceso de mejora ha avanzado a un ritmo de 0,76 puntos por año, mientras que el conjunto de España lo hace a un ritmo de 0,80 puntos por año.




La Plataforma por el 5% para Educación expone que estos datos vienen a confirmar que el sistema educativo de Canarias se encuentra atrapado en un círculo vicioso caracterizado por:

    • Una situación de desventaja relativa respecto al resto de CCAA en la mayor parte de los indicadores.

    • Un ritmo de mejora más lento que el resto de Comunidades Autónomas que, en consecuencia, provoca un alejamiento o ampliación de nuestra brecha educativa.

La reducción del paro juvenil no provoca el aumento del abandono escolar

Cuando en 2018 se registró un repunte del abandono escolar temprano una de las explicaciones más recurrentes afirmaba que “con la crisis los jóvenes que no encontraban trabajo se refugiaron en la formación y que con la recuperación y la mejora del empleo juvenil los jóvenes habían vuelto a abandonar la formación para volcarse en el empleo”.

El análisis de los datos de la evolución del empleo y abandono escolar parecen desmentir este tópico (Ver cuadro adjunto).

¿Es el Abandono Escolar Temprano un problema específico con un comportamiento relativamente autónomo dentro del sistema educativo o es uno de los síntomas de un problema más profundo del sistema educativo?

Todo ello pone de nuevo en evidencia la necesidad de dar un salto cualitativo en Canarias para poner la educación en el eje de prioridades políticas, implementando con celeridad el conjunto de medidas previstas en nuestra Ley Canaria de Educación que se sustenta en el objetivo financiero de alcanzar el 5% del PIB en inversión educativa en 2022.