Log in
Sin imágenes

Rafael Correa: Argentina no debería pagar a fondos buitre

Cuestionó la decisión de la justicia estadounidense, que dispuso a una "nación soberana que tiene que pagar a fondos buitres, que todo el mundo sabe que con especuladores, que no son los fondos de pensiones"

{mosimage}TeleSur.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, estimó este martes que Argentina no debería pagar a los fondos buitre tras el fallo adverso a favor de estos por una corte estadounidense.

"Toda nuestra solidaridad a Argentina, todo nuestro apoyo. Yo creo que no debería pagar eso", declaró el mandatario socialista a la prensa en el puerto de Guayaquil.

"Unidos, con una acción concertada de América Latina, se podría evitar aquello, pero creo que todavía estamos lejos de esa capacidad de coordinación".

"El mundo está patas arriba", manifestó Correa, al tiempo que añadió que "el orden mundial no solo es injusto sino inmoral, y solo unidos podremos resistir a ese injusto orden mundial o incluso cambiarlo, solo unidos, la integración latinoamericana. Lo demuestra el caso argentino".

El gobernante cuestionó la decisión de la justicia estadounidense, que dispuso a una "nación soberana que tiene que pagar a fondos buitres, que todo el mundo sabe que con especuladores, que no son los fondos de pensiones".

"Son especuladores, inclusive esos bonos no los compraron a su valor nominal sino con altas tasas de descuento, pero todo está en función del capital y sobre todo del capital especulativo", agregó Correa.

El fallo de EE.UU. obliga al país a pagar unos mil 330 millones de dólares a los fondos buitre, que incluye a las firmas NML, Aurelius y un grupo de 13 ahorristas, quienes se negaron en 2005 y 2010 a la renegociación de la deuda aceptada por el 92,4 por ciento de los acreedores.

Unasur respalda a Argentina en caso de fondos buitre

La Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, respalda la posición de Argentina en la reestructuración de su deuda soberana, frente a la sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos que obliga al país latinoamericano a devolver íntegramente la cuantía de sus bonos a los llamados "fondos buitre".

En un comunicado difundido por la Cancillería de Argentina, la Unasur rechazó el comportamiento de agentes especulativos que ponen en riesgo los acuerdos alcanzados entre deudores y acreedores, afectando la estabilidad financiera global.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) manifestó este martes su "pleno respaldo" al Gobierno argentino frente a la sentencia de la Justicia estadounidense frente al caso de los fondos buitre.

En un comunicado difundido por la Cancillería de Argentina, la "Unasur manifiesta su solidaridad con el Gobierno y el pueblo de la República Argentina frente al reciente fallo judicial referido a un grupo minoritario de tenedores de títulos de deuda soberana de la República Argentina pendiente de reestructuración (hold-outs)".

Del mismo modo, la institución "rechaza el comportamiento de agentes especulativos que ponen en riesgo los acuerdos alcanzados entre deudores y acreedores, afectando la estabilidad financiera global", y reconoce los esfuerzos realizados por Argentina para reestructurar la deuda estatal que quedó en mora tras la crisis económica de 2001.

"En tal sentido, manifiesta su pleno respaldo al logro de una solución que no comprometa el amplio proceso de reestructuración de su deuda soberana", prosigue el comunicado.

De esta manera, UNASUR se suma al apoyo ya manifestado por el Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en el conflicto que mantiene Argentina.

El Ejecutivo argentino se mantiene a la espera de que el juez neoyorquino Thomas Griesa, responsable del fallo que obliga a Argentina a pagar íntegramente su deuda a los denominados "fondos buitre", se pronuncie sobre una petición realizada por el país para tratar de evitar un "default" técnico (suspensión de pagos).

El Gobierno de Cristina Fernández solicitó este lunes al magistrado una medida justa y equitativa, mientras negocia una forma de pago con los fondos litigantes.