Log in
Sin imágenes

Inician la reforestación de las cumbres de Gran Canaria

Foresta, en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, ha puesto en marcha un plan de voluntariado ambiental para hacer frente a las consecuencias de los trágicos incendios de Gran Canaria ocurridos este verano.

La primera de estas jornadas tuvo lugar el pasado domingo y contó con la participación desinteresada de 200 personas.
El gerente de Foresta, Sergio Armas, y el consejero de Hacienda del Cabildo de Gran Canaria, Pedro Justo, fueron algunos de los asistentes a esta actividad, que se desarrolló en el paraje de Fuente Fría en Valleseco.

Sergio Armas destacó que “la solidaridad que ha mostrado la sociedad grancanaria ante los últimos incendios demuestra el interés creciente que existe entre la ciudadanía por colaborar en el cuidado y la preservación del entorno, y participar en el cambio de un modelo de desarrollo más sostenible”.

En esta acción se plantaron 750 ejemplares de faya y brezo procedentes de los viveros forestales de la Institución insular, que pretenden servir de barrera verde a futuros incendios en un paisaje de pinar húmedo del norte en la zona alta de la Isla propiedad de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas.

Además, los voluntarios recibieron información sobre el entorno geográfico y sus características, el ecosistema, las especies, los beneficios de los árboles y los bulos del incendio publicados sobre todo en las redes sociales.

Tras la acción de sensibilización con diferentes talleres y la posterior acción de reforestación, los participantes pudieron recargar las pilas gracias a un tentempié que Spar Gran Canaria preparó para la ocasión.


Actividades programadas

Foresta ha contado con la coordinación y el apoyo logístico del Cabildo de Gran Canaria para dar respuesta a la demanda social tras los últimos incendios en la Isla, para lo que se han inscrito 9.700 voluntarios.
Para ello, se han estudiado diversas zonas, se ha establecido un programa de acción conjunto y conseguido el apoyo de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas como propietarios del suelo a restaurar. Además, se ha buscado el apoyo de la empresa privada para arrancar este proyecto.

Conviene destacar que las acciones programadas tendrán lugar entre los municipios de Valleseco y Artenera, dos de los municipios más afectados por los incendios.
La primera convocatoria de fechas ha tenido una respuesta multitudinaria, cubriéndose las 2.000 plazas disponibles de noviembre y diciembre en unas pocas horas. Por esta razón, se han publicado ya las fechas de enero de 2020 y, en breve, se publicarán las de febrero y marzo.

El calendario de fechas previstas son el 29 de noviembre; los días 1, 7, 13, 14 y 15 de diciembre, y, para el 2020, los días 11, 12, 17, 18, 19, 24, 25 y 31 de enero. Este programa se realiza en el marco del programa Interreg Mac, concretamente dentro de las acciones de participación ciudadana del proyecto TREEMAC.

Las actividades se organizarán en grupos de un máximo de 250 personas. Además y con el fin de que pueda participar el mayor número de voluntarios posible, la Fundación tiene previsto dar continuidad a estas jornadas en los próximos meses.

Desde Foresta se informa que los voluntarios que deseen participar en alguna de las actividades programadas deberán inscribirse a través del enlace https://wando.life/experience/103, obteniendo así su plaza de forma individual para validar su asistencia con un Código QR que se genera con cada reserva.
Este plan de voluntariado ambiental es fruto del trabajo de Foresta en coordinación con el área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria y la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, y el apoyo de entidades privadas como Spar Gran Canaria, Fundación DISA, Astican, Fundación Mapfre, Unión Deportiva Las Palmas, Óptica Herrera Cerpa, Rocasa, Vintia, IVI Las Palmas y Friqui Bar, además de muchos pequeños empresarios y personas que confían en esta causa.