Log in
Sin imágenes

La ‘Acampada Stop Cuna del Alma’ se levanta cautelarmente

Los activistas del Puertito de Adeje han decidido levantar el campamento que durante 4 meses ha frenado el avance de las obras de Cuna del Alma y ha forzado al Gobierno de Canarias a la paralización cautelar del macroproyecto.

Si bien advierten que permanecerán vigilantes y seguirán movilizándose en cualquier parte del Archipiélago donde se cometan atentados contra el territorio, los activistas han comunicado su decisión de retirar provisionalmente la acampada y han agradecido el gran apoyo social recibido, en un comunicado que reproducimos a continuación:    


COMUNICADO: LEVANTAMIENTO DE LA ACAMPADA STOP CUNA DEL ALMA

 

Una vez analizada la situación administrativa en la que queda el macroproyecto turístico en el Puertito de Adeje tras la paralización provisional de las obras y el expediente sancionador decretados por el Gobierno de Canarias, desde la Acampada Stop Cuna del Alma hemos decidido levantar cautelarmente nuestra presencia en la obra y poner fin a las acciones de resistencia pacífica.

 

Con la intención de causar el menor impacto posible en el lugar que nos ha acogido durante cuatro meses, en el día de hoy, hemos finalizado el proceso de levantamiento del campamento.

 

Hemos cumplido nuestro objetivo inicial: detener la destrucción del patrimonio natural y arqueológico que se estaba llevando a cabo en el Puertito de Adeje, en donde ha quedado demostrado lo que denunciamos desde un principio: la existencia de especies protegidas y la eliminación de restos aborígenes.

 

Se trata de una victoria provisional. Seguiremos vigilando y retomaremos la protesta pacífica si se reactivasen las obras y los destrozos. Lucharemos con total determinación hasta que la paralización de Cuna del Alma sea definitiva, se consiga una protección legal real y eficaz del lugar y se fomenten iniciativas que ayuden a que la población conozca su gran valor a biológico, geológico, científico y arqueológico.

 

Ha quedado demostrado que, de no haber sido por nuestra protesta, las administraciones no habrían hecho su trabajo. No habrían cumplido las leyes que les obligan a defender el territorio y velar por el interés general. A día de hoy, quedaría poco que proteger en la zona. Por delante queda una larga batalla judicial. La empresa ya ha anunciado demandas y necesitaremos el apoyo de toda la ciudadanía.

 

Han sido cuatro meses muy duros, en los que hemos sufrido todo tipo de agresiones y violaciones de derechos humanos, desde el primer día al último. Hechos que están documentados y en manos ya de la justicia. Lucharemos para que llegue el día en el que no tenga que ser la ciudadanía la que deba arriesgar su vida para que se cumpla la ley.

 

Queremos agradecer el inmenso apoyo social y cariño que hemos recibido y sentido todo este tiempo de gente de todos los rincones de Canarias y de muchos del mundo entero: Asociaciones ecologistas y patrimoniales; expert@s en biología, en geología o del derecho, que han aportado una valiosa labor técnica; asociaciones culturales, vecinales, deportivas, de la universidad, de la enseñanza, de la ciencia; también gente valiente de la cultura, del cine, de la música, del teatro, de la poesía, del humor; gente del mundo de las redes o del diseño, que han apoyado con la comunicación, así como a un sin fin de profesionales que igualmente han ayudado con su saber hacer. También a ciertos sindicatos y medios de comunicación locales, nacionales e internacionales. Gracias a tod@s los que nos han apoyado visitando la acampada, o aportando cosas materiales o ayuda económica, así como a todas las personas que, desde su parcela, han aportado su granito de arena, con su firma, o acudiendo a las protestas y manifestaciones, o en las redes, haciendo visible la lucha, o en su entorno, dialogando sobre el tema con su gente cercana.

 

Es una victoria colectiva puntual, dentro de una gran batalla global en un planeta en peligro, que esperemos sirva de ejemplo para motivar una firme contestación social en archipiélago a todos los proyectos especulativos de destrucción del medio ambiente, y a este disparatado modelo de crecimiento sin límites. Porque “No es solo el Puertito. Es toda Canarias”.

 

La acampada nos ha permitido conocer a personas generosas y maravillosas. Hemos podido comprobar que, cuando la gente se une por el bien común y saca lo mejor de sí misma, es capaz de lograr lo extraordinario. Ha sido un lugar en el que hemos podido comprobar que este mundo está lleno de esperanza.