Log in
Sin imágenes

Podemos pide la dimisión de los miembros de la Mesa del Parlamento

El grupo parlamentario Podemos ha pedido públicamente a los miembros de la Mesa del Parlamento de Canarias que dimitan tras el gran varapalo del Tribunal Constitucional en la reciente sentencia declarando “la nulidad” del acuerdo de la Mesa de la Cámara y de la Comisión de Política Territorial que inadmitió las enmiendas presentadas al proyecto de Ley turística de las ‘Islas Verdes’, sentenciando que el Parlamento vulneró los derechos fundamentales de Podemos

El Tribunal Constitucional ha sentenciado que “ha sido vulnerado el derecho a ejercer sus funciones representativas” del Grupo Parlamentario Podemos Canarias, tanto por parte de la Mesa del Parlamento de Canarias, que preside la socialista Carolina Darias, como la de la Comisión de Política Territorial, que dirige el nacionalista David de la Hoz, “en relación con el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos a través de sus representantes”, tal y como se consagra en los artículos 23.1 y 23.2 de la Constitución Española.

La sentencia del Alto Tribunal declara “la nulidad del acuerdo de la Mesa de la Comisión de Política Territorial, y del acuerdo de la Mesa del Parlamento de Canarias que inadmitieron las enmiendas presentadas por el grupo Podemos a la Ley 2/2016 para la modificación de la Ley 6/2002 sobre medidas para la ordenación territorial de la actividad turística en El Hierro, La Gomera y La Palma”, más conocida como de las ‘Islas Verdes’.

Noemí Santana, portavoz del grupo parlamentario Podemos, ha infromado este lunes en rueda de prensa que durante el debate sobre la polémica Ley de las ‘Islas Verdes’ tanto la Presidencia de la Comisión de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad como la del Parlamento inadmitieron a trámite las enmiendas al articulado presentadas por el Grupo Parlamentario Podemos Canarias, “con el argumento de que pretendían anular por completo la iniciativa legislativa, y vaciarla de contenido”.

Santana recuerda que este polémico proyecto legislativo impulsado por el Gobierno en minoría que preside el nacionalista Fernando Clavijo, con el apoyo del PSOE, PP y Grupo Mixto (ASG), tiene pendiente también un recurso de inconstitucionalidad admitido a trámite  y promovido por más de 50 diputados del Grupo Parlamentario Unidos Podemos–En Comú Podem–En Marea por considerar que se incumplen los preceptos constitucionales en los artículos 3 y 4, así como en las disposiciones adicionales primera, segunda y tercera.