Log in
Sin imágenes

El alcalde de La Laguna podría ser inhabilitado como cargo público

Por el incumplimiento reiterado de la Ley de Transparencia

El Comisionado de la Transparencia estima la reclamación de Unid@s se puede, y requiere al Ayuntamiento que en quince días hábiles responda a lo que se solicita, tras seis peticiones durante los años 2016, 2017 y 2018

La mañana del lunes 18 de febrero tuvo lugar una rueda de prensa en la que participaron tres representantes de Unid@s se puede en el Ayuntamiento lagunero, Rubens Ascanio, María José Roca y José Luis Hernández, para informar del auto del Comisionado de la Transparencia ante la falta de cumplimiento del consistorio en lo referente a facilitar información en la gestión de TEIDAGUA.

José Luis Hernández, concejal en el Ayuntamiento de La Laguna, lamenta que tras tres años de solicitudes a la empresa mixta TEIDAGUA, el grupo municipal Unid@s se puede no haya obtenido respuesta por parte de su administrador, en alusión a la petición de datos básicos del funcionamiento de la entidad. El órgano de administración de TEIDAGUA está integrado por concejales designados por el alcalde, de los cuales, “siendo Unid@s se puede segunda fuerza política en el Ayuntamiento lagunero, no cuenta con ningún representante en el órgano de administración de la empresa mixta de aguas de La Laguna y Tacoronte”.

El Comisionado de la Transparencia estima la reclamación de Unid@s se puede, y requiere al Ayuntamiento que en quince días hábiles responda a lo que se solicita, tras seis peticiones durante los años 2016, 2017 y 2018. En caso de respuesta negativa, se aplicará lo previsto en el artículo 68 de la Ley de Transparencia, con la consiguiente inhabilitación como cargo público por tres años del administrador de TEIDAGUA y alcalde lagunero, José Alberto Díaz Domínguez.

Hernández lamenta la falta de transparencia del alcalde lagunero, en el desempeño de sus funciones como presidente del órgano de administración de la empresa. Así, destaca, cómo “grupos políticos con sólo dos concejales en Aguere, como Ciudadanos o PSOE, tienen uno y dos representantes respectivamente en el órgano de administración, evidenciando una evidente falta de proporcionalidad y exceso de discrecionalidad en la designación por parte del alcalde lagunero de la composición del órgano de administración de la TEIDAGUA, en el cual también figura el alcalde de Tacoronte; Álvaro Dávila, también de Coalición Canaria”.

Además, tanto el portavoz Rubens Ascanio, como la concejala del distrito centro María José Roca, pusieron los puntos sobre las íes en lo mucho que deja que desear el modus operandi del alcalde lagunero, “patrimonializando la institución a través de un sistema de designación de miembros del consejo de administración que no va en relación con el número de representantes electos por la ciudadanía”.

Por su parte, Hernández quiso reiterar el derecho a la información “reforzado” del que gozan los concejales de un municipio en el conocimiento de los datos que tengan relación con la gestión del propio Ayuntamiento, advirtiendo que la información que solicitan debería de estar en conocimiento de toda la ciudadanía, no ya por el hecho de que la empresa sea pública o mixta, si no por estar contratando con el consistorio un servicio básico como es el agua.

Según Ascanio, “la gestión de TEIDAGUA tiene aguas turbias”, representadas “en un alcalde en rebeldía con la legalidad vigente, que utiliza la instituciones en beneficio propio”, subrayando que hay innumerables ejemplos en todo el Estado de gestión pública y eficiente del agua, cuestión de especial sensibilidad en las Islas Canarias.

Finalmente, el portavoz de Unid@s se puede emplazó al alcalde lagunero a responder en el plazo que se agota el 28 de febrero, puntualizando que hasta que acabe este mandato seguirán trabajando en que “un servicio público que factura más de 25 millones de euros anuales, sea transparente”.