Log in
Sin imágenes

Intersindical espera que el nuevo Gobierno canario sea un garante de la justicia y la equidad social

El acuerdo alcanzado entre el PSOE, Si Podemos, NC y ASG para la constitución del nuevo gobierno de Canarias, es valorado por Intersindical Canaria como positivo desde la perspectiva de poderse iniciar un nuevo ciclo político en el que la promoción de la justicia social, los derechos laborales, la protección del territorio y los servicios públicos, puedan constituirse como ejes centrales de la gestión política.

"Son estos los objetivos que, precisamente, han estado ausentes durante el largo periodo de tiempo en los que la derecha canaria, representada por Coalición Canaria, ha ejercido labores de gobierno", afirman desde el sindicato.

IC espera que el nuevo Ejecutivo destierre durante su andadura los viejos hábitos de sus antecesores, dirigidos a satisfacer desmedidamente y en exclusividad los intereses de la minoría opulenta, castigando para ello a los trabajadores, arrastrándoles  a las peores condiciones laborales y salariales del Estado, un aspecto este que indefectiblemente el nuevo gobierno viene obligado a revertir con inmediatez.

En la misma línea confían en que, contrariamente a lo hecho por su antecesor, el nuevo gobierno prescinda de la práctica clientelista en sus relaciones con los agentes sociales. Un antidemocrático proceder por el cual se ha pretendido aislar ilegalmente a las voces discordantes con el Gobierno para favorecer y promover a las organizaciones sindicales afines,  aislando  y discriminando a aquellas que, como Intersindical Canaria, han mantenido una opinión crítica hacia el ejecutivo.

Intersindical Canaria, siendo consciente de los problemas de cohesión que se puedan dar en un gobierno de tan variada composición ideológica, estará expectante para que las políticas de progreso anunciadas se lleven a efecto, sin olvidar la necesidad de institucionalizar unas relaciones de iguales con el gobierno de Estado, procurando mayores competencias y soberanía para el País canario y exigiendo el fin de los agravios de Madrid hacia los habitantes de nuestro territorio.