Log in
Sin imágenes

Educación recogerá las aportaciones de la comunidad educativa al Plan de adaptación de los centros al nuevo curso

En la reunión mantenida hoy con representes de los sindicatos y de las AMPAS, la consejera explicó que se ultima un modelo para el Plan de Contingencia con el que cada centro educativo adapta el Protocolo de Prevención y Organización a sus singularidades

La titular del departamento informó de que se prevé la contratación de unos 400 auxiliares de comedor y que se incrementará también notablemente la plantilla docente

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias recogerá las aportaciones de la comunidad educativa al modelo del Plan de Contingencia, un documento que adapta el Protocolo de Prevención y Organización en centros educativos para el próximo curso a las singularidades de cada centro. Así lo manifestó hoy la consejera del área, Manuela Armas, en la reunión mantenida con los y las representantes de las organizaciones sindicales, de las Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS), y del personal laboral de la administración pública canaria.
“La vuelta a las aulas se fundamenta en la presencialidad y en un protocolo general cuyo objetivo es asegurar entornos escolares seguros, cuyas medidas se concretan en los planes de contingencia de cada centro”, indicó Armas. En este sentido, la consejera, acompañada por el Director General de Ordenación, Innovación y Calidad, Gregorio Cabrera, y el Secretario General Técnico, Manuel Peinado, explicó que la Consejería está ultimando un documento base, elaborado con el apoyo de los equipos de Prevención de Riesgos Laborales, que se pondrá a disposición de las direcciones de los centros, para facilitarles la elaboración de dichos planes, y “que será previamente revisado por los miembros de la comunidad educativa”.
Como consecuencia de la aplicación de estas medidas frente al COVID-19, que derivarán necesariamente en el desdoblamiento de grupos en Secundaria para asegurar que se respetan los 1,5 metros de distancia interpersonal, la Consejería de Educación prevé un incremento significativo de la plantilla docente. En este sentido, la consejera comentó que las cifras de ampliación de profesores y maestros “se concretarán en las próximas semanas”.
La organización del comedor escolar garantizará el cumplimiento de las medidas establecidas respecto a higiene y distanciamiento del alumnado. Se mantendrán los grupos de convivencia estable o grupos burbuja y se asegurará la separación entre un grupo y otro y entre una mesa y otra. Para ello, la Consejería ha encargado el diseño de mamparas divisorias, que serán sufragadas a través de una dotación económica extraordinaria que percibirán los centros para este fin y para la adquisición de otros recursos: gel hidroalcólico, papeleras con tapa, etc. Asimismo, se facilitará a los centros educativos material de señalética para garantizar la seguridad en sus distintos espacios. Según señaló la responsable de este departamento, estas medidas organizativas derivarán en la contratación de unos 400 auxiliares de comedor más respecto al curso pasado para atender las nuevas necesidades derivadas del COVID-19.
Durante la sesión, los asistentes se interesaron por las previsiones de la Consejería ante la posibilidad de que la evolución de la pandemia impida continuar, en algún momento del curso, con la enseñanza y el aprendizaje presencial. La consejera indicó que este departamento está ultimando un Plan de Digitalización que aborda distintas cuestiones: formación del personal docente, una programación específíca para la enseñanza no presencial, herramientas digitales para alumnado y profesorado, etc.
Al término del encuentro, Armas manifestó su compromiso de mantener reuniones conjuntas periódicas con los distintos miembros de la comunidad educativa, como la celebrada hoy, e indicó que el Protocolo de Prevención y Organización de centros frente al COVID-19, que es fruto del trabajo coordinado de las Consejería de Educación y Sanidad y está avalado por un Comité de expertos, es un documento vivo, que se irá adaptando a la evolución de la pandemia. “Agradezco enormemente la participación de los distintos miembros de la comunidad educativa y sus planteamientos, que serán tenidos en cuenta en la planificación del próximo curso”, agregó.
Así, la responsable del departamento acordó con los asistentes la convocatoria de un nuevo encuentro el 31 de agosto para “dar cuenta de todas las cuestiones vinculadas a la organización del nuevo curso, que la Consejería está ultimando en estos momentos”.
Además, la titular del área recordó que se comprometió con las familias a incorporar en el Protocolo medidas para la acogida temprana y tardía y las actividades extraescolares y aclaró que en los espacios de acogida temprana, el alumnado deberá usar mascarilla. En materia de transporte explicó que será necesario duplicar algunas rutas para dar cobertura al alumnado preferente como consecuencia de los desdoblamientos de algunos grupos. En el acceso a los vehículos se suministrará gel hidroalcohólico, y sus ocupantes viajarán obligatoriamente con mascarilla y en los asientos previamente asignados para cada uno y cada una.