Log in
Sin imágenes

Torres apoya el nuevo estado de alarma porque permite adoptar medidas proporcionales según la evolución de cada CCAA

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha mostrado su apoyo al nuevo estado de alarma en España porque permite la adopción de "medidas proporcionales" teniendo en cuenta la evolución de la pandemia en cada Comunidad Autónoma.

Así lo ha informado el Gobierno regional, que recuerda que las islas han quedado excluidas de la limitación horaria que se impone en todo el país y que establece la restricción de movimientos entre la 23.00 horas y las 06.00 horas, una medida de la que Canarias había solicitado quedar exenta por sus buenos datos epidemiológicos.
"De momento, no es necesario que se imponga ningún toque de queda", apuntó Torres, que considera que con la entrada en vigor del nuevo decreto de estado de alarma los gobiernos autonómicos disponen de un marco común que ofrece seguridad jurídica para tomar las decisiones oportunas.
Además, el máximo dirigente regional ha destacado que "permite la adopción de medidas proporcionales, teniendo en cuenta la evolución de la pandemia en cada territorio". "Y eso es lo correcto, porque todos no vivimos la misma situación", remarcó.

CANARIAS TIENE LAS CIFRAS MÁS FAVORABLES
Por su parte, el motivo de que las islas queden excluidas del confinamiento nocturno es que Canarias tiene las cifras más favorables de todo el Estado en cuanto a la contención de la Covid-19.
En la actualidad, el archipiélago registra una incidencia acumulada en los últimos catorce días de 82,7 casos por cada 100.000 habitantes, siendo de 44,3 casos en los últimos siete días, cifras que suponen la mitad de lo que se registraba a principios de septiembre.
La positividad en estos momentos también es las más baja de todo el país. En el día de ayer tuvieron resultado positivo solo un 2,5 por ciento de las pruebas realizadas.

TORRES DESTACA EL COMPROMISO DE LOS CANARIOS
Para el presidente, si se ha logrado tener los datos más favorables de todo el país "ha sido gracias al compromiso y la concienciación de la población canaria, que ha cumplido con las normas preventivas que se empezaron a tomar en agosto para el control de la pandemia".
Al respecto, observó que algunas de esas normas que ya fueron tomadas en Canarias hace dos meses fueron la cancelación del ocio nocturno; la limitación del número de personas en las reuniones; la prohibición de fumar caminando o si no se guardan los dos metros de distancia; el aumento de la vigilancia y el incremento de las sanciones.
Por último, Torres matizó que "esas reglas han dado buenos resultados", no obstante, insiste en que "no se bajará la guardia y se tomarán las medidas que sean precisas en función de la evolución de la pandemia en el Archipiélago y las indicaciones de los expertos".