Log in
Sin imágenes

Diputados preocupados por el preso saharaui Lamin Haddi


Alfonso Lafarga/Contramutis.- Diez representantes de formaciones políticas del Congreso de los Diputados, entre las que no se encontraba el PSOE, mostraron su preocupación por la represión que padece la población civil saharaui en los territorios del Sáhara  Occidental bajo ocupación de Marruecos, en especial por la situación del periodista saharaui Mohamed Lamin Haddi, que tras 69 días en huelga de hambre en una cárcel marroquí se encuentra en grave estado y se teme por su vida.

Los diputados y diputadas salieron del Congreso de los Diputados para entrevistarse con un grupo de saharauis y solidarios con el pueblo saharaui que se concentraron durante la mañana del 23 de marzo frente a la sede del Parlamento con carteles referidos a Lamin Haddi y a la activista Sultana Jaya, que lleva 126 días confinada por la policía en su domicilio en El Aaiún y ha sido atacada en varias ocasiones al salir de la casa.
A lo largo de la mañana acudieron a entrevistarse con los concentrados los parlamentarios de Unidas Podemos Enrique Santiago (IU) y Gerardo Pisarello (En Comu Podem), Néstor Rego (BNG),  Belén Hoyo y Teresa Jiménez, (PP), Joan Baldoví (Compromís), Josune Gorospe (PNV), Marta Rosique y María Dantas (ERC) y Jon Iñarritu (EH-Bildu).
Cristina Martínez, del Movimiento por los presos políticos saharauis (MPPS), detalló a los diputados y diputadas la violencia extrema que padece la población saharaui, que se ha visto incrementada a partir del 13 de noviembre de 2020, tras reanudarse la guerra entre el Frente Polisario y Marruecos por la ruptura del alto el fuego por el ejército marroquí.
Entre otros casos citó el de Lamin Haddi, que se puso en huelga de hambre en protesta por las condiciones a que está sometido. Condenado a 25 años, lleva 10 en una situación indigna, tres años y medio en aislamiento y uno sin ver a su familia. Durante la huelga ha estado incomunicado y sin seguimiento médico. Marruecos rompió la huelga alimentándole por sonda, pero no recibe tratamiento médico, padece extrema debilidad, parálisis de medio cuerpo, vista nublada, una úlcera de estómago y pérdida de consciencia y de memoria. Afirmó que el  preso sigue postrado en la celda, sin ser trasladado a un hospital.
Sobre Sultana Jaya, que hace años perdió un ojo por una agresión marroquí, relató que no puede recibir visitas y fue arrastrada, pisoteada, apaleada y  apedreada cuando salió de la vivienda. La policía le lanzó veneno a la casa, le invadió la fachada y las ventanas con pescado podrido y recientemente le cortaron la luz y el agua. Su madre y su hermana están en la misma situación.
El MPPS se concentró durante los 22 primeros días de marzo ante el Ministerio de Asuntos Exteriores para que se interesase por Lamin Haddi y los demás presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, aludiendo al compromiso de España con los Derechos Humanos, sin haber recibido respuesta.
La diputada de ERC Marta Rosique intervino en el pleno del Congreso después del encuentro y se refirió al caso de Mohamed Lamin Haddi, “preso incomunicado y sin seguimiento médico”, y dijo que ya es hora de que el Gobierno español asuma su responsabilidad y se posicione ante la violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.