Logo

Charla-coloquio: “Medicina de desembocadura. Mirar para otro lado”. A cargo del doctor Benito Maceira

{mosimage}SB-Noticias.- Este martes en la Sala San Borondón de La Laguna, el prestigioso médico Benito Maceira, Jefe de la Unidad de Nefrología del Hospital Universitario de Canarias ofrecerá la conferencia: “Medicina de desembocadura. Mirar para otro lado”.

El Doctor Maceira, Presidente de la Sociedad Canaria de Hipertensión y Riesgo Vascular, disertará sobre el tema a las 19:00 horas en la Sala San Borondón (esquina de las calles Daute y Cruz de Candelaria).
Hace algunos meses el doctor Maceira escribía:

"La diabetes tipo 2 y las enfermedades vasculares, con la hipertensión arterial a la cabeza, suponen la causa de casi la mitad de los ingresos anuales en diálisis, y son enfermedades prevenibles. Evitando su aparición o tratándolas precoz y correctamente conseguiríamos un ahorro espectacular de sufrimiento humano y de gasto público.
 
¿Cómo una empresa  como la Sanidad Pública, a borde de la ruina, consciente del tremendo agujero  que provoca  estas enfermedades en sus arcas no hace nada por taponarlo?  ¿No supone esta dejación una actitud suicida?, ¿Por qué no se agarra a la prevención como a una tabla de salvación ?.  Mi respuesta es que no lo hace porque sencillamente no interesa…, pero, ¿a quién no le interesa? No le interesa al “Gran Hermano”… y ¿ quién es “El Gran Hermano”?,  “El Gran Hermano” es el sistema  neoliberal que nos controla."
 
Explica el doctor Maceira que la obesidad y sus satélites (la diabetes y el resto de enfermedades cardiovasculares) constituyen en nuestro mundo la principal causa de muerte. Avanzan espectacularmente a medida que una comunidad se incorpora al estilo de vida impuesto por el sistema. Desde un satélite, en visión nocturna, los territorios de nuestro planeta brillan en función del grado de desarrollo adquirido. Paradójicamente, cuanto más intenso sea este brillo y, sobre todo, cuanto más rápidamente se haya instalado, mayor será la presencia de estas  dolencias crónicas.   

Al modo de ver del doctor Maceira "el citado agujero" no se tapa a pesar de que el no hacerlo pone en peligro la supervivencia de la Sanidad Pública porque los que deciden, la clase política dirigente, no importa de que signo, está abducida por el Gran Hermano, cumplimenta diligentemente sus directrices, actúa de mesero del Poder Global y, naturalmente también sale muy beneficiada…  Quizás ahora comprendamos mejor por qué no disminuye el número de enfermos renales, por qué seguimos con la necesidad de dializar y trasplantar cada vez más.

la base del problema es la prevención. Entiende el doctor que si en los tiempos de bonanza no se le metió mano a la prevención, el esfuerzo para ponerla en marcha en la actualidad ha de ser titánico. Las principales enfermedades que causan nefropatía tienen un gradiente social. Su presencia va aumentado a medida que lo hace el grado de precariedad social, a medida que aumenta la desigualdad social. Pero no se limita a las clases pobres o muy pobres, ataca con fuerza a partir de la clase media-baja. En los tiempos que corren hay un dramático deslizamiento de la población hacia las clases más menesterosas y en España, la desigualdad social ha aumentado como en ninguna otra nación en Europa. La gran mayoría de la población está siendo y va a ser víctima de sus ataques.  

El prestigioso médico ofrece datos escalofriantes: Canarias es la región - exceptuando las ciudades autónomas- con más enfermos en insuficiencia renal avanzada. Triplicamos la media nacional. La mitad de su población en diálisis lo está como  consecuencia de una diabetes descuidada. Yo vivo a diario con angustia el drama de los enfermos destrozados por las complicaciones de esa enfermedad. Me ha costado años de trabajo llegar a la conclusión de que el principal factor de riesgo para sufrir una nefropatía diabética es la minusvalía social. La base originaria  del problema radica en la situación social de Canarias: es líder en población bajo el umbral de la pobreza y sufre el mayor grado de desigualdad social del país.  


Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria